ABLE Act es Ley

La siguiente información es del NDSC Asuntos Gubernamentales

Así como el 2014 ha llegado a su fin, comenzamos un nuevo capí-tulo para las personas con discapacidad. El acta de Shephen Beck, Jr. Achiving a Better Life Experience (ABLE) (Logrando una Mejor Experiencia de Vida) fue aprobada tanto por la Cámara de Rep-resentantes como por el Senado por una abrumadora mayoría, y firmada como ley por el Presidente Obama la semana pasada. Esto significa que los familiares de personas con síndrome de Down y otras discapacidades serán capaces de ahorrar para el beneficio de las mismas a través de cuentas de ahorro similares a la 529, sin que se vean afectados sus beneficios gubernamentales. A con-tinuación se presentan una serie de preguntas y respuestas para explicar un poco mejor lo que es una cuenta ABLE.

¿Qué es una Cuenta ABLE? 

Una Cuenta ABLE es una cuenta de ahorros para individuos con discapacidad en la que se pueden hacer contribuciones con fondos después de impuestos. Estas cuentas fueron diseñadas considerando los gastos extras en que puede incurrir una persona con discapacidad.

Estas cuentas pueden ser utilizadas para “gastos por discapacidad calificados”, que significa cualquier gasto en que el beneficiario designado incurra como resultado de su discapacidad. Los mismos incluyen educación, vivienda, transporte, capacitación o entre-namiento y apoyo laboral, tecnología de asistencia, servicios de apoyo personal, gastos médicos, gestiones financieras y servicios administrativos y otros gastos, los cuales se describirán en las regulaciones aún por ser desarrolladas por el Departamento de Tesorería en el 2015.

¿Cuáles son las implicaciones fiscales de estas cuentas? 

Las contribuciones a una cuenta ABLE deberán hacerse en efectivo de los ingresos después de impuestos del contribuyente. Las ganancias de una cuenta ABLE y las distribuciones o movimientos de dicha cuenta para gastos por discapacidad calificados no se contarán como ingreso gravable del contribuyente o el beneficiario elegible.

¿Quiénes califican para una cuenta ABLE? 

El ABLE Act limita la elegibilidad a las personas con una discapa-cidad significativa que  han vivido discapacitados desde antes de cumplir los 26 años de edad. Si usted no es un beneficiario de SSI/o SSDI, pero cumple con la edad requerida para calificar, usted todavía podría ser elegible para abrir una cuenta ABLE si reúne las condiciones de limitación funcionales significativas según los criterios del SSI.

¿Quién puede abrir y contribuir a una cuenta ABLE? 

Un miembro de familia, un amigo, o una persona con una discapa-cidad puede abrir una cuenta ABLE para un individuo elegible. Una persona puede tener solo una cuenta ABLE, la cual debe abrirse en su estado de residencia (o en un estado que provea servicios de cuenta ABLE para su estado de residencia).

¿Hay algún límite en la cantidad de dinero que se puede deposi-tar en una cuenta ABLE? 

La contribución máxima a una cuenta ABLE es de $14,000 por año. Si una cuenta ABLE excede los $100,000, los beneficios de SSI de un individuo elegible serán suspendidos.  Sin embargo él o ella no perderán la elegibilidad.

¿Cuándo podrá una persona abrir una cuenta ABLE?

El Departamento de Tesorería probablemente comenzará a es-tablecer las regulaciones de la ley en el 2015, que guiarán a los estados en términos de a) la información requerida para abrir una cuenta ABLE; b) la documentación requerida para satis-facer los requisitos de elegibilidad para una cuenta ABLE para una persona con discapacidad; y c) los detalles de la definición de “gastos por discapacidad calificados” y la documentación que se necesitará para declarar impuestos.

No se abrirán cuentas hasta que las regulaciones se hayan establecido, y después de un período de comentarios públicos sobre las reglas propuestas por el programa de implementación.

¿Cuál es la diferencia entre una cuenta ABLE y un Fi-deicomiso de Necesidades Especiales (special needs or pooled trust)? 

•  Una cuenta de Fideicomiso de Necesidades especiales debe ser establecida por un abogado, por lo tanto, los costos de una cuenta ABLE son mucho más bajos.

•  La cuenta de Fideicomiso también protege a la persona de perder los beneficios federales.

•  Los fondos de una cuenta de fideicomiso le pueden quedar a cualquier beneficiario, mientras que una cuenta ABLE le quedará solamente a otro beneficiario calificado para una cuenta ABLE.

•  Un beneficiario de una cuenta ABLE tendrá la capacidad de controlar su cuenta. Para muchas familias, la cuenta ABLE será una opción importante y viable para comple-mentar un programa de fideicomiso.

•  En el caso del fideicomiso no existe limitación respecto al retorno en la inversión o en cuanto a quién se le pueden heredar los fondos.

¿Qué quiere decir “provisión de pago”?

La provisión de pago significa que cualquier financia-miento brindado para obtener servicios para una persona discapacitada a lo largo de su vida, debe ser pagado a la agencia estatal de los fondos restantes en la cuenta.

Advertisements